Boletín de Seguridad 44

Como muchos sabéis, IRATA es una asociación sin ánimo de lucro que pretende, entre otras cosas, promover un estándar de trabajo seguro y concienciar a los trabajadores de la necesidad de un método y unas prácticas seguras. Los boletines de seguridad son una herramienta que emplea para ello.

Uno de los últimos en publicarse relata un incidente que bien podría haber terminado muy mal. Este boletín es fruto de la información remitida por una empresa que no era miembro de IRATA pero cuyos trabajadores sí que lo eran. El objetivo aquí no es señalizar, culpar o exonerar dichas acciones sino aprender y evitar que éstas cosas puedan suceder en el futuro. Puede que parezcan cosas obvias para algunos pero nadie nació sabiendo.

La situación fue la siguiente:

Un nivel 3 instaló unas cuerdas sobre una tubería aislada con un único protector de cuerda. El técnico subió por las cuerdas y, al entrar en carga, éstas se desplazaron hasta hacer contacto con un pitorro metálico que salía de la tubería. Luego se comprobó que la temperatura del pitorro era de aproximadamente 288ºC.

Cuando el técnico llegó a una altura de unos seis metros, el intenso calor atravesó tanto el protector como la cuerda de trabajo produciendo la caída del trabajador sobre su anticaídas. Inmediatamente el trabajador se agarró y ancló a una estructura adyacente y esperó que le instalaran un nuevo juego de cuerdas.

Podréis ver en las fotos lo cerca que estuvo de atravesar la cuerda de seguridad también.

Una buena prevención de riesgos no es siempre tarea fácil. En este caso no se tuvo en cuenta el posible movimiento lateral de las cuerdas y siempre debemos poner un protector por cada cuerda. Debemos ser conscientes de que en esta profesión los errores, los incidentes o los accidentes pueden tener consecuencias fatales. Aprendamos de esto para que cuando estemos trabajando el día de mañana seamos un poco más conscientes, un poco más previsores y un poco más seguros.

Encontraréis más información en la página de IRATA

Pida asesoría en nuestra tienda de los productos mas seguros y compatibles para la protección de las cuerdas.

La cuerda DANA 11, es una cuerda diseñada para la intervención rápida, es decir, alta temperatura producida por la velocidad en un descenso y/o entornos de trabajo donde exista una temperatura alta.

EASTAV, protección de las cuerdas.

Deja tu comentario!