Líneas de vida

Las lineas de vida son  elementos de seguridad que mantienen al trabajador seguro en un ambiente de trabajo en el que existe un riesgo de caída a distinto nivel. Las hay de muchos tipos. Horizontales, para trabajos en cubiertas, tejados o pasarelas. Verticales para escaleras o puntos de acceso inclinados. Las líneas de vida son los dispositivos de protección individual contra caídas más conocidos y utilizados. Estas se clasifican en cuanto a su clasificación y uso. Su uso es sencillo, siempre y cuando exista cierta formación previa.

Entre los usuarios más comunes, encontramos las siguientes profesiones: técnicos de mantenimiento, limpiadores, fontaneros, electricistas, etc. En general personal que tenga que trabajar en alturas. Pero se debe posibilitar las labores de acceso y posicionamiento para trabajos de mantenimiento en dichos lugares. De vital importancia decir que, siempre que se trabaja en altura usando un sistema de protección de caídas hay que tener absorción de energía. Con estos dispositivos los operarios puedan trabajar en altura sin miedo a perder la vida en caso de caída o accidente.

Clasificación:

Como hemos dicho anteriormente se clasifican en  horizontales y verticales.

Además en temporales o permanentes, rígidas o flexibles

Pueden ser de cuerda, temporales, o de cable, fijas.

Sea cual sea el tipo es necesario que cumplan con normativa y que funcionen en conjunción con los equipos de protección individual de los trabajadores.

La instalación debe ser realizada por personal cualificado que tenga los conocimientos necesarios para ello. Puede que sea necesario que además tengan formación adecuada en cuanto a trabajos en altura o de instalación de anclajes.

Nuestros especialistas cuentan con una dilatada experiencia en la instalación y verificación de líneas de vida horizontales y verticales, puntos de anclaje, escalas verticales homologadas, barandillas ligeras de seguridad, sistemas anticaídas…

Lo anterior nos permite dar la mejor solución según las necesidades de acceso del cliente. Primando siempre la idoneidad técnica de la solución en su conjunto, eliminando situaciones de riesgo en los accesos, cambios de sistemas y salidas.

Contamos con la homologación de los principales fabricantes, tales como LUX-TOP, TRACTEL, GM, EXMATRA, SOMAIN, ELYTRA, ACCESUS, PETZL, CLIMBING TECHNOLOGY, FALLSAFE…

También ofrecemos soluciones a medida para situaciones extraordinarias de trabajo, no cubiertas por los sistemas estándar existentes en el mercado. Además implicándonos desde el diseño hasta la implantación en obra, pasando por los procesos de cálculo, fabricación y homologación normativa.

Dentro de nuestra actividad en este campo, realizamos también las revisiones obligatorias tanto de los sistemas de protección contra caídas en altura en general como de los EPI (EPP) implicados en la seguridad del trabajador en altura.

Una vez instalada, deberá ser revisada por los plazos definidos por la normativa de cada país.

Componentes de una línea de vida:

Anclaje inicial. Anclaje terminal. Tensor. Absorbedor. Anclaje intermedio. Absorbedor de energía. Anclaje móvil.

Los anclajes siempre se instalan bajo normativa EN 795. Existen distintos tipos de anclaje bajo esta norma que son:

Tipo A: Dispositivos de anclaje con uno o varios puntos de anclaje estacionarios y que necesitan que los anclajes
estructurales o elementos de fijación se fijen a la estructura.

Anclaje tipo B: Dispositivos de anclaje con uno o varios puntos de anclaje estacionarios que no necesitan que los
anclajes estructurales o elementos de fijación se fijen a la estructura.

Los tipo C: Dispositivos de anclaje equipados con líneas de anclaje flexibles horizontales.

Tipo D: Dispositivos de anclaje equipados con líneas de anclaje rígidas horizontales.

Anclajes tipo E: Dispositivos de anclaje para su uso en superficies horizontales, cuyo funcionamiento depende únicamente de la masa y la fricción entre esta y la superficie (anclajes de peso muerto).