Puntos de Anclaje.

Los puntos de anclaje vienen definidos por la norma europea EN 795. Es un aspecto crucial de los trabajos en altura y verticales. Además de nada sirve tener todos los Equipos de Protección en regla si nuestro anclaje falla.

Se clasifican en 5 tipos.

Tipo A. Son los que requieren que el anclaje esté fijado a la estructura, ya sea de manera mecánica o química. La típica varilla roscada fijada con químico a la pared entraría en esta categoría.

Tipo B. Son aquellos que no necesitan que los anclajes o elementos de fijación estén fijos en la estructura. Son EPI. Los anillos de cinta y las líneas de vida horizontales de cuerda o cinta, también entrarían en esta categoría.

Tipo C. Son aquellos que comprenden líneas de anclaje flexibles horizontales. Es decir, las líneas de vida horizontales de cable de acero.

Tipo D. Son aquellos que comprenden las líneas de anclaje rígidas horizontales. Es decir, las líneas de vida horizontal de riel.

Tipo E. Son aquellos que comprenden los llamados anclajes de peso muerto. Estos funcionan gracias a la fricción generada con la superficie.

La legislación determina los requerimientos de resistencia y de revisión necesarias para cada tipo de anclaje.

Es importante disponer de la formación y la experiencia necesarias. Esto para tener el criterio necesario para elegir el tipo de anclaje necesario. Además para después poder instalarlo y usarlo de manera segura.