Trabajo en alturas

El trabajo en alturas son todas aquellas actividades que se desarrollen a cierta altura del suelo. Si hablamos de suspensión en cuerdas los denominaremos trabajos verticales. Pero si vamos a trabajar con sistemas de retención únicamente los denominaremos trabajos en altura.

Como hemos dicho son aquellos trabajos que hacen uso de sistemas de retención. Esto con el fin de evitar la caída del trabajador a distinto nivel. Existe un abanico muy amplio de trabajos que emplean estas técnicas. Y,  las soluciones de seguridad a su vez son amplias y variadas.

El trabajo en alturas sigue siendo una de las principales causas de muertes y lesiones por parte de personas que laboran. Entre los casos más comunes encontramos ejemplos como: Caídas desde escaleras y superficies frágiles. El trabajo en alturas significa trabajo en cualquier lugar donde, si no existieran las precauciones, una persona podría caer una distancia que causa lesiones personales.

Normalmente los trabajadores usarán un arnés anti caídas que cumpla con normativa EN 361. Asimismo, las líneas de vida a la que se anclarán los trabajadores deberán cumplir con todos los requisitos y normativas relevantes, R.D. 2177/04 y Resolución 1409/12.

Las normas de trabajo en altura requieren que los empleadores se aseguren de los siguientes puntos:

Debe ser un trabajo planificado y organizado correctamente
Evaluar riesgos para todo el trabajo realizado en altura
Seleccionar el equipo de trabajo apropiado. El equipo utilizado para el trabajo en altursa se debe inspeccionar y mantener adecuadamente.
La evaluación de riesgos debe incluir un examen cuidadoso de qué daño puede causar el trabajo en alturas. Esto con el propósito de tomar medidas efectivas para reducir la probabilidad de que ocurra un accidente. Principalmente evitando la actividad o llevarlo a cabo de manera segura utilizando un equipo de trabajo que sea apropiado para la tarea y el nivel de riesgo.